Tratamiento de várices

Luce unas piernas bellas y saludables sin várices, con una alternativa simple y efectiva que las elimina sin cirugía, ni cicatrices.

La Escleroterapia consiste en la aplicación de una sustancia en la várice con una aguja muy fina, causando un mínimo de molestia. Este tratamiento es sugerido para dos tipos de várices y su intermedio.

VÁRICES TELANGLECTÁSICAS O VARÍCULAS
Éstas aparecen en grupo como pequeñas venitas azul-rojizas, muy superficiales con formas lineales o ramificadas. Si bien no producen síntomas ni representan un problema mayor de salud, no son agradables a la vista, por lo que también deben tratarse.
Aparte de la escleroterapia, existe el tratamiento con electrocauterio pero es menos efectivo y quema la piel dejando cicatrices.

VÁRICES SUPERFICIALES
Se les conoce también como venas varicosas y se observan bajo la piel como venas gruesas dilatadas y tortuosas de color azul-verdoso. Pueden producir cansancio y dolor, además de exponer al paciente al riesgo de flebitis o trombosis (hinchazón, temperatura en el músculo y dolor al palparlo) y formación de úlcera varicosa.
Los tratamientos más usuales son la Safenectomía, que consiste en la extirpación de la vena safena mayor y de sus colaterales mediante múltiples incisiones; o la Microflebectomía Ambulatoria, que consiste en pequeñas incisiones de no más de 2mm.
Nuestro tratamiento con escleroterapia evita las molestias de los anteriores y otros tratamientos que requieren recuperación, siendo ideal en várices de menos de 3 mm, o combinable con esas alternativas en las de mediano y grueso calibre.
En ambos tipos de várices, después del tratamiento se pueden volver a las actividades normales inmediatamente sin guardar reposo alguno y sin cuidados especiales, salvo el caso de várices de mayor calibre para el que se requerirá vendaje, medias elásticas y ejercicios como caminar y trotar durante al menos tres semanas.

LÁSER
Se pueden tratar desde várices pequeñas sin invasión, mediante láser transcutáneos ideales para pacientes de piel clara aunque algunos casos en piel obscura.
Para várices de mayor calibre, el láser endovascular es de los métodos más avanzados. Se deposita una fibra ultra delgada en el interior de una aguja con la que se punciona la várice y el láser coagula la vena haciéndola desaparecer; estos tratamientos se pueden aplicar en venas de cara, manos y pies.
El procedimiento es ambulatorio con anestesia local y sin sedación y los cuidados postoperatorios se reducen a vendaje, medias elásticas y caminar.

LAS CAUSAS
La herencia juega un papel primordial en su origen. El uso de anticonceptivos hormonales y el embarazo predispone aún más por el efecto de las hormonas sobre la pared de las venas que se debilitan, así como la obesidad y el sedentarismo en las que se permanece de pie o sentado por largos periodos de tiempo.

PREVENCIÓN
Las personas con predisposición a várices pueden experimentar con el uso de medias elásticas de compresión graduada, elevar los pies al nivel del corazón, mantenerse en el peso ideal mediante una dieta balanceada, evitar el bronceado excesivo, los cambios hormonales y los baños de agua caliente.

Nuestra mayor recomendación es realizar a diario los siguientes ejercicios:
DE PIE
* Subir y bajar los talones, 1 serie de 12.
* Caminar en talones, 1 serie de 12 pasos.
* Subir los talones con un pie detrás del otro, 12 segundos con cada pie.
ACOSTADO(A)
* Movimiento de pedal con ambas piernas elevadas, 1 serie de 15 ó 20.
* Extender y elevar las piernas ligeramente o sobre almohadas si le molesta la espalda baja, y flexionar y estirar los dedos, 1 serie de 12.
* Elevar ligeramente las piernas y hacer movimientos de “tijera”, 1 serie de 10 ó 15.
* Mover las piernas en pequeños círculos interiores, 1 serie de 10.

1 comentario
  1. angelica saenz
    angelica saenz Dice:

    quisiera saber cuales son los precios de las seciones para las varices y la celulitis y cuanto cuesta una consulta
    8112456077 muchas grcias

Los comentarios están desactivados.