La mejor manera de eliminar los tatuajes

Mucha gente ama sus tatuajes y los conserva para siempre. Otros deciden después de unos años, que ya no quieren tener una rosa en el tobillo o una serpiente en el brazo, o quizá las iniciales o el nombre de otra persona en la piel ¿Qué hacer entonces?

¿DESDE CUÁNDO EXISTEN LOS TATUAJES?
Los tatuajes decorativos tienen una historia por lo menos de 5 mil años. El deseo de quitarlos ha existido probablemente desde ese tiempo.
Las tentativas tempranas de quitar tatuajes han tenido resultados menos que deseables. El uso de la dermoabrasión, sal-abrasión y el láser argón o CO2, han dejado cicatrices en el lugar del tatuaje.

AHORA EXISTE UNA MEJOR SOLUCIÓN
El Láser ND:Yag QS ha demostrado los mejores resultados sin dejar las indeseables cicatrices y otros efectos no deseados. Este láser utiliza un rayo de luz intenso para aclarar significativamente o eliminar completamente el tatuaje.
Cuando las partículas de tinta del tatuaje absorben la luz del láser, se rompen en pequeñísimos fragmentos. Dichos fragmentos son absorbidos a través del mecanismo natural de limpieza del cuerpo. Este proceso de eliminación natural toma por lo general unas cuantas semanas. Las partículas grandes de tinta pueden necesitar más de un tratamiento.

¿ES DOLOROSO EL TRATAMIENTO?
No, el láser emite pulsos de luz muy cortos. El impacto de la energía del láser es similar a un pequeño ligazo en la piel.
La mayoría de los pacientes no requiere anestesia, dependiendo del tamaño y de la localización del tatuaje aunque, de requerirse, se puede aplicar una crema anestésica.

¿CUÁNTOS TRATAMIENTOS SE NECESITAN PARA QUITAR UN TATUAJE?
El Láser ND:Yag QS puede quitar tatuajes profesionales, aficionados (hechos en casa), traumáticos y quirúrgicos.
En promedio los tatuajes profesionales requieren tratamientos de 4 a 5 sesiones, mientras que, para los tatuajes aficionados se requieren entre 6 a 8 sesiones; todo espaciado aproximadamente entre 3 a 6 semanas.
El número de sesiones depende de la cantidad de tinta usada para el tatuaje y la profundidad de la tinta en la piel.